Los usos de dispositivos eléctricos facilitan la vida en el hogar y en nuestros negocios, los congeladores industriales y de uso doméstico no son la excepción. Conocer cada una de las características que diferencian unos de otros es fundamental para entender si lo que necesitamos es uno u otro. Para cada situación hay un congelador, no ligue las cosas.

¡Sigue leyendo nuestro texto para más información sobre el tema!

Diferencias más relevantes

Es fundamental que no compre un congelador para un uso que no es para el que fue diseñado, esto podría implicar derroche de recursos o hacer que la máquina trabaje de más, que realice un esfuerzo para el que no está preparada y termine averiándose. Si es administrador de un hotel o de un restaurant, comprar equipos domésticos para ahorrarse unos euros es muy mala idea a largo plazo.

Las diferencias esenciales entre los congeladores industriales y los de uso doméstico son:

  • Capacidad de almacenamiento. Esta es la diferencia más notable en estos equipos. Son máquinas pensadas para tener un almacenamiento distinto, pues en un hogar se necesita menos espacio que en un negocio.

Son capacidades muy diferentes, los congeladores de uso doméstico siempre están entre los 150 y los 650 litros, mientras que los comerciales van desde los 400 hasta los 1000 litros, incluso algunos modelos pueden superar esta capacidad.

  • Potencia de enfriamiento y ventilación. Si debe almacenar más alimentos su capacidad para enfriar debe ser mayor, es por ello que los congeladores para uso comercial tienen mayor potencia que los domésticos. Los industriales tienen condensadores, compresores y otros componentes que dan mucha más potencia.

Por otro lado, el sistema de ventilación de los congeladores industriales está diseñado para hacer que el aire se distribuya de manera uniforme y otros equipos tienen funciones especializadas.

  • Sistemas de máquinas de refrigeración. Usan tipos de refrigerante distintos. El refrigerante es una sustancia que recorre los conductos de congeladores, refrigeradores y cualquier equipo que genere frío. Para este propósito se utilizan gases que se condensan a gran presión y se evaporan de manera muy fácil.

Se diferencian también por el modo de refrigeración. Este es un sistema cerrado de expansión directa o indirecta basado en Glicol, pero lo más usual es que usen gas freón para lograr el efecto refrigerante.

Ahora se utilizan sustancias ecológicas como el dióxido de carbono o el amoniaco que ayudan a llegar a temperaturas más bajas. Por último se le puede instalar controles electrónicos a los sistemas de expansión de las maquinas industriales, cosa que no es posible en los equipos domésticos.

Estas son solo algunas características que diferencias los congeladores industriales de los domésticos con esta información se puede concluir de modo muy fácil cual se ajusta más al trabajo para el que se quiere el congelador.

En caso de ser para una casa un congelador domestico debe ser la elección porque este demanda menos recursos energéticos al necesitar menos potencia de enfriamiento. Mientras que si se quiere para un negocio de alimentos debe ser uno industrial ya que uno domestico no se dará abasto y terminara averiado por exceso de trabajo.

¡Si te gustó este artículo visita nuestro sitio web para más contenido!

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *